Nutrición médica

¿Por qué usar la nutrición para prevenir trastornos alimenticios?

Las prácticas de buena nutrición pueden ayudar a prevenir trastornos alimenticios. Los jovenes van a buscar en su imagen corporal y en su autoestima al mundo que les rodea. Involucrar a los niños en la preparación de la comida y enseñarles a reconocer imágenes corporales realistas puede prepararles y fomentar en ellos hábitos saludables que les serán útiles a lo largo de la vida.

Ayúdelos a que se centren en obtener una buena salud y a consumir alimentos sanos en vez de en lo que su peso y la balanza dice. Los niños pueden ser rechonchos pero sanos si comen los alimentos correctos y hacen ejercicio. Enseñe a los niños a comer cuando tienen hambre y no por razones emocionales. Déjeles saber que no hay ninguna buena razón para pasar hambre. No critique el peso de un niño ni se queje de su tamaño. Desarrolle previamente planes de comida sana y manténgase firme en su cumplimiento.

Busque indicios que puedan indicar que una persona joven puede estar cerca de padecer un trastorno alimenticio: cuenta obsesivamente las calorías de todo lo que come, sólo come “dieta” o alimentos bajos en grasa, dice que está gorda cuando de hecho está muy delgada, abusa de laxantes, se pesa constantemente y hace ejercicio en exceso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies