Microdermoabrasión

La microdermoabrasión reduce la capa más superficial de la piel y estimula el crecimiento de células nuevas, más sanas para conseguir un rostro más suave y radiante. Resulta muy útil para mejorar los daños suaves o moderados ocasionados por el sol, las cicatrices del acné, las arrugas y otros problemas de la piel superficial.

Se pueden realizar en diferentes zonas como pueden ser el rostro, el pecho, el cuello, los brazos y las manos. .


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies