Control de lunares

Los lunares son un conjunto de células que dan color a la piel. Es muy importante realizar controles periódicos anuales para comprobar que no ha habido ninguna modificación o aparición de los mismos, ya que podrían ser indicaciones de un melanoma (cáncer de piel). La mayoría de las personas tienen lunares, aunque determinadas personas tienden a presentar más por factores genéticos. Aún así, es recomendable que todas las personas se hagan controles. Los motivos de los cambios pueden derivarse de la toma de algunos medicamentos, la pubertad y el embarazo, la exposición solar, entre otros. El hecho del cambio podría ser normal, aunque se aconseja su revisión. Las personas más propensas a presentar un melanoma son aquellas de piel y ojos claros, las personas que tras una exposición solar se queman con facilidad, o aquellas que han tenido un familiar con melanoma. A parte del cuidado de la exposición solar mediante los fotoprotectores adecuados, es imprescindible ser precavido para evitar riesgos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies